Mensaje del Presidente

Eduardo J. Fábrega A.

El año 2020 fue un año retador a nivel mundial y la industria de seguros en Panamá no escapó de esta realidad, producto de la coyuntura de la pandemia causada por el Covid-19. El grupo de aseguradoras que conforman la Asociación Panameña de Aseguradores (APADEA), que conglomera 20 de las 23 compañías autorizadas para operar en el país, reportó un decrecimiento en las primas brutas suscritas de 3.2%.

Entre las iniciativas ejecutadas durante el año 2020 para asegurar la continuidad del negocio podemos mencionar las siguientes:

  • Fuimos los primeros en otorgar beneficios de gastos médicos y hospitalización por tratamiento al Covid-19 y los primeros en comunicar la decisión de otorgar un BONO por baja circulación y exonerar el deducible de colisión a nuestros asegurados elegibles de la cartera de Automóviles de Uso Particular.
  • Comunicamos a los corredores de seguros con celeridad sobre la forma en que ASSA se organizó para cuidar y atender a todos nuestros asegurados.
  • Los equipos comerciales, de cobros, administrativos y reclamos, se organizaron y modificaron sus procesos para atender el negocio y pagar reclamos de forma digital.
  • Comunicamos nuestra decisión voluntaria de suspender los ajustes globales y ajustes por cambio en el rango de edad para los productos de salud individual.
  • Comunicamos sobre la decisión de apoyar a los asegurados y corredores de seguros con un periodo de gracia especial, que fuese manejado de forma temporal y exclusiva entre el corredor de seguros y la compañía.
  • Realizamos el lanzamiento de las primeras dos funcionalidades para la venta y atención de reclamos de automóviles de forma digital de la compañía.
  • Fuimos la primera aseguradora en promover las compañas de cinta rosada y celeste durante todo el año calendario y sin costo durante el mes de octubre.
  • Lanzamos un proceso simplificado para rehabilitaciones de pólizas para el segmento individual de automóviles, vida y salud.
  • Reposicionamos el portafolio de inversiones, logrando generar utilidades extraordinarias de más de $3.3 millones y mejoramos la calificación del portafolio de renta fija, principalmente en bonos internacionales, aprovechando la caída de precios del mercado.
  • Con el apoyo de los líderes en la compañía logramos cuidar todos los puestos de trabajo.

En materia de resultados logramos cumplir con las metas revisadas de la empresa con $390 millones en primas suscritas. Conservamos el 26% de participación de mercado, cobramos el 95% de las primas cobradas en 2019 y cumplimos con todas las obligaciones con nuestros asegurados, corredores y proveedores.

En materia de siniestros se presentaron dos (2) desviaciones relevantes:

  • En automóviles la siniestralidad incurrida bajó de 51% a 37% con motivo de la liberación de reserva primas no devengadas y la reducción en la frecuencia de accidentes. En ASSA, siendo justos con los asegurados, fuimos la única compañía que otorgó el BONO por 5 meses consecutivos para devolver a los asegurados las primas de los reclamos no incurridos.
  • En colectivo de vida y vida individual incurrimos en $27.7 millones en indemnizaciones en 2020 versus $18.6 millones en 2019, un 49% más. De estas indemnizaciones incurridas, 82 familias recibieron beneficios con motivo del Covid-19 y en 2021 continuamos protegiendo más familias panameñas de las lamentables consecuencias de esta pandemia. Por otro lado, aunque no fue una desviación por tratarse de una decisión voluntaria, atendimos 257 hospitalizaciones por Covid-19 en el ramo de salud con costos totales en el orden de $2.9 millones.

El gasto administrativo operativo necesario para correr la operación se redujo en un 16.5%. Logramos cerrar dicho gasto en $40.5 millones en 2020 vs $41.9 millones en 2019. El ahorro de $1.4 millones es producto de una reducción de 5% en gastos de personal, reducción de 47% en gastos de ventas aún y cuando se haya compensado un incremento de 14% en gastos de administración. El gasto administrativo total cerró en $48.5 millones en 2020 vs $49.1 millones en 2019, debido a la ejecución de iniciativas en el orden de $5 millones e incrementos en la reserva de pérdida crediticia esperada por $3.4 millones para proteger al negocio y poder dar periodos de gracia a nuestros asegurados.

Aunque se dio una reducción importante de $21.2 millones en la prima retenida (2020 vs 2019), nuestra estrategia de conservación nos permitió retener el 99.2% de los asegurados en vida individual, el 96.25% de los asegurados en salud, y el 99.4% de las unidades aseguradas en automóviles. La consolidación de ASSA Compañía de Seguros, S.A. no sólo se apoya en un liderazgo de primas suscritas, sino en el número de corredores y asegurados que nos eligen y en el monto y forma que atendemos los reclamos.

Durante 2020 pagamos $125.6 millones en reclamos y beneficios brutos a nuestros asegurados. Esto representa un 33.3% menos en pagos brutos que en 2019 correspondieron a $188.3 millones. La principal diferencia se debe a un siniestro importante en el ramo de incendio por la suma de $39.9 millones. Dicho caso corresponde a un programa especial altamente reasegurado que no afectó los resultados netos de la compañía por tratarse de un riesgo no homogéneo con el resto de la cartera. Para el cierre de 2020 mantenemos aseguradas al 33.5% de las personas en el país que mantienen una póliza de vida individual, al 21.8% de las personas que mantienen un seguro de salud privado y el 19.6% de los automóviles que circulan en el país.

Al cierre de 2020 nuestra utilidad en operaciones fue de $81.5 millones, 2.8% menor que los $83.8 millones en 2019 como reportada a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá. La utilidad en inversiones fue de $23.7 millones contra $24.8 millones en 2020. Cabe destacar que ambos años fueron extraordinarios en cuanto a generación de ingresos financieros no recurrentes, aunque en 2020 la principal ganancia se dio por ventas realizadas de inversiones, mientras que en 2019 estos se dieron principalmente por dividendos recibidos de la subsidiaria, así como por una mayor ganancia por valorización a resultados por $4.6 millones vs $575.4 mil en 2020. La utilidad antes de impuestos sobre la renta cerró en $33.0 millones, $1.6 millones por debajo del 2019.

Las premisas financieras y operativas de la adquisición de la cartera de Generali en abril de 2018 se han venido ejecutando dentro del plan. El 2020 representó un reto al ejecutar con éxito la migración de la fase II de la integración con Generali de los ramos de Salud y Colectivo de Vida. El proyecto se desarrolló en 10 meses, desde septiembre 2019 hasta julio de 2020 cuando se lograron migrar 696 pólizas. Con la ejecución de esta migración sólo queda pendiente migrar la cartera de Vida Individual para lograr el 100 % de la integración con Generali.

Con relación al financiamiento externo adquirido para la compra de la cartera de Generali podemos comunicar que la deuda original $130 millones adquirida en 2018 inició en 2019 con $55 millones de saldo y cerró en diciembre de 2020 con un saldo de $35 millones. Nuestra base de activos creció en $80.02 millones, de $854.5 millones a $ 934.5 millones y nuestra posición patrimonial creció un 6.6% de $257.3 millones a $274 millones como resultado de la utilidad neta del periodo en el orden de $31.7 millones y el pago de dividendos en el orden de $6 millones.

Al cierre del año 2020 el patrimonio técnico ajustado cerró en $125.4 millones cuando el requerimiento de margen de solvencia regulatorio para nuestro volumen de negocio cerró en $39.2 millones; es decir, más de 3 veces lo requerido. En esa misma línea, la liquidez mínima requerida por el regulador local se calculó en $144.2 millones, pero cerramos con $465.0 millones, lo cual es más de 3 veces lo requerido. Todo esto dentro del plan de optimizar el rendimiento del patrimonio de los accionistas, sin afectar la capacidad de la compañía para cumplir con sus obligaciones.

Durante los últimos 19 años, A.M. BEST Company, Inc., agencia calificadora internacional especializada en el ramo de seguros fundada en 1899, ha asignado una calificación de fortaleza financiera de “A” (Excelente) para ASSA Compañía de Seguros, S.A.

El 21 de enero de 2020, ASSA fue reconocida con el galardón “GRAN GANADOR EXCELLENCE 2019”. Por tercer año consecutivo la Cámara Panameña de Empresas de Corretaje de Seguros (CAPECOSE) – gremio que agrupa a 27 de las más reconocidas y distinguidas empresas de corretaje de seguros a nivel nacional – nos distingue con este galardón. En el evento ASSA recibió catorce (14) de un total de diez y ocho (18) galardones en diferentes categorías, ramos y servicios. Estos reconocimientos son el reflejo de la calidad de los productos, servicios y procesos de la compañía de cara a los corredores de seguros quienes son los principales gestores del mismo.

Para mantener nuestro nivel de servicio y excelencia mantenemos sucursales en David, Penonomé, Chitré, Santiago, Chorrera y en la Ciudad de Panamá. En la ciudad servimos desde Casa Matriz-Calle 50 y Tumba Muerto. Además, hemos desarrollado facilidades de contacto en nuestra página web para consultas de todo tipo y facilidad para encontrar centro de salud y médicos idóneos que forman parte de nuestra red.

Nuestro compromiso con todos los stakeholders (accionistas, corredores, asegurados, proveedores, colaboradores, gobierno y la comunidad) juega un papel importante en la consecución de resultados de forma consistente. La disciplina que mantenemos en la toma de decisiones, selección de clientes y suscripción de los negocios nos ha permitido forjar una trayectoria de estabilidad y solidez financiera. Por esto, ASSA continúa siendo reconocida en el “top of mind” de Panamá, como la mejor empresa aseguradora, al contar con la lealtad de nuestros asegurados y socios estratégicos, quienes confían en que seguiremos siendo su respaldo ante cualquier imprevisto.